La enuresis nocturna en adultos, también conocida como incontinencia urinaria se puede definir como, en pocas palabras, la emisión no voluntaria de orina. La enuresis nocturna en adultos puede afectar tanto a hombres como a mujeres.

La enuresis nocturna en adultos se diferencia de la nicturia que son las ganas frecuentes de ir a orinar durante la noche, interrumpiendo el sueño.

Entonces, ¿Qué Es Enuresis Nocturna En Adultos?. En la enuresis nocturna el proceso de micción no es controlado y se termina por mojar la cama.

Enuresis Nocturna En Adultos

Cabe destacar que la enuresis nocturna es mucho más frecuente en las personas mayores de edad, sin embargo, esto no implica que sea algo normal mientras las personas envejecen.

Es preciso señalar que la enuresis nocturna en adultos se puede clasificar en enuresis nocturna primaria persistente y enuresis nocturna secundaria.

En el primer caso, la persona nunca dejó de mojar la cama desde que era niño, por lapsos menores a seis meses. En el caso de la enuresis nocturna secundaria, el paciente por un período dejó de mojar la cama y por alguna causa está haciéndolo de nuevo.

La enuresis nocturna en adultos es un síntoma de algún fenómeno que está atravesando el cuerpo o la mente del paciente.

Además, padecer de enuresis nocturna suele ser humillante y bochornoso, lo que afecta el estado de ánimo de quien la presenta. Por estas razones es recomendable acudir a un médico especializado para atender está razón.

Micción Involuntaria Adultos

Para muchos adultos, es difícil incluso hablar de algo que ellos a menudo piensan como una «cosa de niños», pero la verdad es que millones de personas luchan con la enuresis adulta al mojar la cama, también conocida como enuresis del sueño. No hay vergüenza en reconocer que tienes un problema con la enuresis adulta.

De hecho, aceptar que su cuerpo no está funcionando de la manera que le gustaría es el primer paso hacia el tratamiento – y estarás feliz de escuchar que hay tratamientos reales y efectivos disponibles. En pocas palabras, no hay razón por la que nadie no deba tener una noche seca, y eso te incluye a ti.

Vale la pena señalar que mojar la cama en los adultos es en realidad diferente de lo que los niños pasan. Y aunque eso no elimine la vergüenza, debes saber que la enuresis nocturna es involuntaria y no tu culpa.

Para entender completamente el cómo y por qué puedes estar experimentando enuresis en adultos, un curso de actualización rápida de anatomía podría ser útil.

La orina es producida por los riñones y viaja a través de los uréteres hasta la vejiga para ser almacenada. La vejiga es básicamente un saco muscular que contiene la orina hasta que está lista para ser liberada en la uretra, el tubo que conecta la vejiga con el exterior del cuerpo.

Al mismo tiempo que la vejiga se contrae, el esfínter urinario se relaja. El esfínter relajado actúa como una puerta abierta, que permite que la orina pase y salga del cuerpo. Cuando hay un impedimento físico o desconexión neurológica, la micción puede volverse problemática o inoportuna.

Causas De Enuresis Nocturna En Adultos

Existen diversas causas de la enuresis nocturna en adultos (tanto enuresis nocturna en adultos mayores como enuresis nocturna en adultos jóvenes) si bien estas pueden ser por motivos fisiológicos o psicológicos. En este punto hablaremos del primer tipo de causas de enuresis nocturna en adultos. Señalaremos las 8 más relevantes:

1.- Causas genéticas de la Enuresis

Cama Mojada

Como con tantos problemas médicos, el primer lugar donde habría que revisar es en la historia familiar. La evidencia ha demostrado que la enuresis en adultos es hereditaria. 

Un estudio ha demostrado que una persona cuyo padre y madre se orinan en la cama, tiene un 77% de probabilidades de orinarse en la cama. Cuando uno de ellos mojaba la cama cuando era niño, se descubrió que su hijo o hija tenía un 40% de probabilidades de orinarse en la cama.

Estas probabilidades se extienden también a la edad adulta.

2.- Desequilibrio hormonal

Otro factor puede tener que ver con la hormona antidiurética (HAD). Su función principal es indicar a los riñones que disminuyan la cantidad de orina producida. Instintivamente, el cuerpo normalmente produce más HAD para evitar la enuresis nocturna.

Sin embargo, algunas personas no producen la cantidad apropiada de esta hormona en la noche, lo cual lleva a una alta producción de orina.

En otros casos, el cuerpo produce HAD, pero los riñones no responden y continúan produciendo la misma cantidad de orina. Esta producción excesiva de orina durante el sueño se define como poliuria nocturna.

Esta anomalía puede causar enuresis nocturna en adultos, pero también es un síntoma relacionado con la diabetes tipo I. Consultar a un profesional de la salud es útil especialmente si sientes que puedes estar experimentando diabetes o enuresis nocturna.

3.- Vejiga pequeña

Vejiga Pequeña

Los pacientes con una vejiga «más pequeña» a menudo se enfrentan a la enuresis nocturna primaria. El tamaño físico de la vejiga no es menor, sino que la capacidad funcional de la vejiga puede contener un menor volumen de orina.

4.- Músculos de la vejiga hiperactivos

Si los músculos de la vejiga, conocidos como músculos detrusores, están hiperactivos, puede ocurrir enuresis nocturna. De hecho, se ha encontrado un músculo de la vejiga hiperactivo en hasta un 70-80% de los pacientes adultos que se orinan en la cama.

Los irritantes de la vejiga, como el alcohol y la cafeína, pueden contribuir a la inestabilidad del detrusor. Trata de llevar un registro de tu dieta y actividad de la vejiga en un diario de enuresis para ver si notas alguna correlación con lo que comes y bebes y con mojar la cama.

5.- Infección del tracto urinario

Una infección en el tracto urinario a veces puede causar que se moje la cama.

6.- Medicamentos

Medicamentos

También se sabe que los medicamentos aumentan la enuresis nocturna en los adultos. Los efectos secundarios de los hipnóticos, los medicamentos para el insomnio y los medicamentos psiquiátricos como la tioridazina, la clozapina y la risperidona pueden aumentar el riesgo.

Asegúrate de hablar con tu médico de atención primaria acerca de cualquier medicamento recetado y sus efectos secundarios.

7.- Estrés

Estres

El estrés o la ansiedad a veces pueden hacer que las personas mojen la cama.

8.- Otros problemas de salud

En cuanto a la enuresis nocturna , hay muchas investigaciones que sugieren que un problema de salud subyacente está en la raíz de la enuresis nocturna. Estos problemas pueden estar asociados con la próstata en los hombres o con el prolapso de órganos pélvicos en las mujeres.

La enuresis en adultos puede causar frustración, estrés y ansiedad, a menudo se asume que los factores psicológicos contribuyen a orinarse en la cama.

Orinarse en la cama conlleva una carga importante tanto para el adulto en cuestión como para su pareja o familia. Los adultos que se orinan en la cama tienen menos autoestima.

La identificación y el tratamiento de esta afección tiene como objetivo minimizar el impacto de la enuresis en el adulto y su familia. Hay varias opciones de tratamiento disponibles que incluyen terapia de alarma, desmopresina y otros medicamentos que en la mayoría de los casos superan este trastorno.

9.- Cualquiera de los siguientes problemas médicos también pueden causar enuresis en adultos:

  • Diabetes.
  • infección del tracto urinario.
  • Cálculos en el tracto urinario, (piedras en el riñon)
  • Trastornos neurológicos.
  • Anomalías anatómicas.
  • Cáncer de próstata.
  • Agrandamiento de la próstata.
  • Cáncer de vejiga.
  • Apnea obstructiva del sueño.

Enuresis Nocturna En Adultos: Causas Psicológicas

Enuresis Nocturna En Adultos: Causas Psicológicas
Causas psicológicas de la enuresis en adultos

Muchas veces las causas de la enuresis nocturna en adultos no obedece a acusas fisiológicas, sino que tienen un origen psicológico. Entre las  más comunes causas psicológicas de la enuresis nocturna en adultos tenemos episodios de depresión, estrés agudo, ansiedad, demencia senil, Alzheimer,  trastornos de sueño.

Está demostrado que la exposición del paciente a un fenómeno traumático o estresante antes de los 4 años está  íntimamente asociado con el desencadenamiento de enuresis nocturna primaria en adultos. En muchos casos, la terapia y medicación suelen alcanzar un resultado favorable.

A continuación te ofrecemos un vídeo explicativo donde podrás encontrar más información acerca de las razones por las que un adulto moja la cama

 

Tratamiento quirúrgico para la enuresis en adultos

Tratamiento quirúrgico para la enuresis en adultos

La participación de la cirugía, cuando se intenta tratar la hiperactividad severa del detrusor, es limitada y sólo debe considerarse cuando todas las demás opciones de tratamiento menos invasivas han demostrado ser infructuosas.

Todos los procedimientos mencionados a continuación tienen riesgos asociados que deben ser considerados y discutidos con un profesional de la salud. Seguidamente describiremos como curar la enuresis nocturna en adultos partiendo de un quirófano.

a) Estimulación del Nervio Sacro

Las raíces del nervio sacro son estimuladas por la neuromodulación, un proceso en el que los neurotransmisores controlan varios grupos de neuronas. Esto aumenta el tono del esfínter externo haciendo que las neuronas del músculo detrusor detengan la actividad.

Cuando las neuronas del músculo detrusor tienen un nivel de actividad reducido, el músculo no se contrae constantemente, lo que finalmente causa episodios de micción menos frecuentes.

La estimulación se recomienda para personas con incontinencia de urgencia de moderada a grave y para quienes otros tratamientos no han sido útiles o para quienes las prescripciones están contraindicadas.

b) Cistoplastia

Este es un tratamiento quirúrgico en el que se abre la vejiga y se coloca un parche de intestino entre las dos mitades. El objetivo de este procedimiento es reducir la inestabilidad de la vejiga y aumentar su capacidad.

c) Miectomía de detrusor

Este proceso también se conoce como autoaumentación, que consiste en extirpar una parte o la totalidad del músculo exterior que rodea la vejiga. Pretende reforzar las contracciones de la vejiga al tiempo que reduce el número de las mismas.